Cronología de Cambyses II

Cronología de Cambyses II


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • 530 a. C. - 522 a. C.

  • 526 a. C. - 525 a. C.

    Reinado de Psamtik (Psammetichus) III en Egipto, que finaliza con la invasión persa.

  • 525 a. C.

    Cambises II de Persia toma la ciudad de Pelusium, conquista Egipto.

  • 525 a. C. - 522 a. C.

    Cambises II de Persia gobierna Egipto y dirige la campaña a Nubia.

  • 522 a. C.

    Darío I (Darío el Grande) llega al trono de Persia tras la muerte de Cambises II.


Cambises fue el hijo mayor de Ciro el Grande, el primer rey del imperio aqueménida (559-530). El investigador griego Herodoto de Halicarnaso llama a la madre de Cambises Cassandane, pero Ctesias de Cnidus afirma que era Amytis, la hija del último rey de los medios independientes, Astiages.

La carrera de Cyrus había sido deslumbrante. En 559, se convirtió en rey de Persia en 550, sometió a su señor, Astyages el Mede. Tres años más tarde, realizó operaciones al oeste del Tigris y, en 539, agregó Babilonia a su imperio.

Babilonia era un reino antiguo y su rey desempeñó un papel importante en la vida religiosa y cultural del antiguo Cercano Oriente. Si Ciro iba a gobernar Babilonia, debería actuar como un rey babilónico. En su propaganda oficial (el Cilindro de Ciro) efectivamente se presentó como el elegido por el dios supremo babilónico Marduk.

Sin embargo, el gran rey no estaba en condiciones de estar presente cuando los babilonios celebraron el festival Akitu. Esto era un problema, porque el último rey de la Babilonia independiente, Nabonido, había perdido mucho crédito al no asistir al festival durante varios años. Para evitar problemas similares, Ciro nombró a su hijo Cambises como rey de Babilonia, y en esta calidad, Cambises estuvo presente durante las ceremonias. Una fuente contemporánea, la Crónica de Nabonido, afirma:

Las lagunas en el texto dificultan la comprensión exacta de lo que sucedió, pero parece que hubo un incidente porque Cambises estaba incorrectamente vestido: él y sus hombres iban armados, lo cual estaba prohibido. Afortunadamente, el error se corrigió y la estatua de Nabû fue llevada al templo de Esagila de acuerdo con las normas rituales.

Sucesión

El reinado de Cambises en Babilonia duró solo un año. No se sabe por qué renunció ni qué lo obligó a renunciar. El incidente durante el festival de Año Nuevo puede haber influido. Simplemente no sabemos. Es posible que Cambises fuera ahora sátrapa de Bactria en las siguientes dos generaciones, cada príncipe heredero sirvió en esa región. Sin embargo, esto no es más que especulación.

Según Herodoto, Ciro cayó en una batalla contra los Masaje en las últimas semanas del 530, la última carta cuneiforme que data de su reinado fue escrita en noviembre. Antes de que el viejo rey se fuera, había designado a Cambises como su sucesor. La primera carta fechada para el reinado de Cambises fue escrita el 31 de agosto de 530. Entonces, hubo una corregencia durante algún tiempo, pero a finales de año, Cambises estaba a cargo del imperio que su padre había creado.

Matrimonios

Cada rey persa necesitaba asegurarse el apoyo de la nobleza. Uno de los medios para lograrlo fue un matrimonio dinástico. Herodoto nos dice que Cambises se casó con Phaedymia, la hija de Otanes. Este Otanes pudo haber sido el hermano de Cassandane, que era (todavía según Herodoto) la madre de Cambises. Si Herodoto tiene razón, la reina de Cambises también era su prima. Sin embargo, Herodoto comete al menos un error en su descripción del árbol genealógico (llama al padre de Otanes, Farnaspes en lugar de Thukra), por lo que debemos ser escépticos.

Se celebraron otros dos matrimonios con sus hermanas. Uno de ellos se llamaba, según Ctesias, Roxane, el otro se llamaba Atossa y más tarde se casaría con el sucesor de Cambyses, Darius. Herodoto cree que estos matrimonios son un ejemplo de la locura de Cambises, pero matrimonios como estos no eran infrecuentes en el mundo del antiguo zoroastrismo.


¿Se ha resuelto finalmente el misterio del ejército persa perdido?

El lugar de descanso final de un ejército persa de 50.000 efectivos que fue tragado por una tormenta de arena cataclísmica en el desierto del Sahara alrededor del 524 a. C. es uno de los mayores misterios de la historia antigua. Muchos, a lo largo de los años, han afirmado haber encontrado el ejército perdido, pero se ha demostrado que la mayoría son engaños. Recientemente, unos arqueólogos holandeses afirmaron haber resuelto el misterio de lo que le sucedió al desafortunado ejército hace unos 2.500 años.

Según el historiador griego Herodoto, Cambises II, el hijo mayor de Ciro el Grande, rey de Persia, envió a su ejército a destruir el Oráculo de Amón en el Oasis de Siwa después de que los sacerdotes se negaran a legitimar su reclamo sobre Egipto. El ejército de 50.000 hombres entró en el desierto occidental de Egipto cerca de Luxor, pero a mitad de camino se desató una enorme tormenta de arena que, según los informes, los enterró a todos.

"Se levantó un viento del sur, fuerte y mortal, trayendo consigo vastas columnas de arena arremolinada, que cubrió por completo a las tropas y las hizo desaparecer por completo", escribió Herodoto.

La impresión de este artista muestra la devastadora tormenta de arena que se cierne sobre el ejército condenado. Fuente de imagen .

Aunque muchos egiptólogos consideran la historia como un mito, se han realizado muchas expediciones en busca de los restos de los soldados perdidos. La mayoría regresó completamente con las manos vacías, mientras que otros que afirman haber encontrado los restos han demostrado ser falsos.

En 2009, dos arqueólogos italianos anunciaron que localizaron restos humanos, herramientas y armas cerca del Oasis de Siwa en Egipto que datan de la época en que desapareció el ejército. Sin embargo, esto también es cuestionable y ha sido descartado por muchos académicos basándose en el hecho de que optaron por anunciarlos en una película documental en lugar de en una revista científica. Además, los dos investigadores también son los cineastas que produjeron cinco controvertidos recuerdos africanos en la década de 1970.

Los huesos, según los arqueólogos italianos, son los restos del legendario ejército de Cambises. Fuente de la foto . Es muy cuestionable que los huesos hubieran permanecido amontonados al aire libre como este durante 2.500 años si de hecho fueran el ejército persa perdido.

El profesor Olaf Kaper, arqueólogo de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, cree que sabe lo que realmente le sucedió al ejército perdido. “Algunos esperan encontrar un ejército completo, completamente equipado. Sin embargo, la experiencia ha demostrado durante mucho tiempo que no se puede morir a causa de una tormenta de arena ”, dijo Kaper, según informó Sci-News.

El profesor Kaper sostiene que el ejército perdido de Cambyses II no desapareció, sino que fue derrotado. Según Kaper, el destino final del ejército era el Oasis de Dakhla, la ubicación de las tropas del líder rebelde egipcio Petubastis III.

“Finalmente emboscó al ejército de Cambises II, y de esta manera logró desde su base en el oasis reconquistar gran parte de Egipto, tras lo cual se dejó coronar faraón en la capital, Memphis”.

Kaper sostiene que el destino del ejército permaneció incierto durante tanto tiempo porque el rey persa Darío I, que puso fin a la revuelta egipcia dos años después de la derrota de Cambises II, atribuyó la vergonzosa derrota de su predecesor a una tormenta de arena para salvar las apariencias. y este se convirtió en el relato aceptado de lo que sucedió.

Las excavaciones en el Oasis de Dakhla han revelado títulos del líder rebelde egipcio Petubastis III tallados en bloques de templos antiguos, lo que sugiere que fue una fortaleza al comienzo del período persa. Es de esperar que se realicen más trabajos para seguir esta pista prometedora, que puede resolver uno de los mayores misterios pendientes de la arqueología.

Imagen de portada: Cuatro guerreros de "Los Inmortales", de los famosos frisos de ladrillo vidriado encontrados en Apadana (palacio de Darío el Grande) en Susa (Wikimedia)

Abril

April Holloway es copropietaria, editora y escritora de Ancient Origins. Por razones de privacidad, ha escrito anteriormente en Ancient Origins con el seudónimo de April Holloway, pero ahora está eligiendo usar su nombre real, Joanna Gillan.


Monumentos [editar]

En su estela funeraria, Intef destaca sus actividades de construcción de monumentos. Es significativo que el fragmento de construcción real más antiguo que se conserva en Karnak sea una columna octogonal que lleva el nombre de Intef II. Intef II es también el primer gobernante en construir capillas para Satet y Khnum en la isla de Elefantina. & # 9111 & # 93 De hecho, Intef II inició una tradición de actividades de construcción real en los templos provinciales del Alto Egipto que iba a durar en todo el Reino Medio.

Tumba [editar]

La tumba de Intef en El-Tarif en Tebas es una tumba saff. Saff significa "fila" en árabe y se refiere a la doble fila de columnas y caminos de entrada frente a un gran patio trapezoidal de 250 por 70 metros (820 & # 160ft × & # 160230 & # 160ft) en el extremo este del cual había una capilla mortuoria. & # 9112 & # 93 Esta capilla pudo haber sido destinada al mismo propósito que un templo del valle. & # 9113 & # 93

La tumba de Intef II fue investigada por una comisión real durante el reinado de Ramsés IX, hacia el final de la XX Dinastía, ya que muchas tumbas reales estaban siendo saqueadas en ese momento. & # 9114 & # 93 Como se informó en el Abbott Papyrus, la comisión señaló que:

"La pirámide-tumba del rey Si-Rêˁ In-ˁo (es decir, Intef II) que está al norte de la Casa de Aménotpe de la explanada y cuya pirámide está aplastada sobre ella [. . .]. Examinado este día se encontró intacto ". & # 9115 & # 93 Aún no se han encontrado restos de esta pirámide. & # 9113 & # 93

Siguiendo la tradición de sus antepasados ​​nomarca, Intef II erigió una estela biográfica en la entrada de su tumba que relata los acontecimientos de su reinado y le atribuye 50 años de reinado. & # 912 & # 93 & # 9116 & # 93 También se dijo que una estela mencionando a los perros del rey estaba colocada delante de la tumba. Se descubrió otra estela que menciona a un perro llamado Beha, pero se encontró cerca de la capilla de las ofrendas. & # 9112 & # 93


Las tradiciones de Cambises

Las tradiciones sobre Cambises, conservadas por los autores griegos, provienen de dos fuentes diferentes. El primero, que forma la parte principal del relato de Herodoto (3. 2-4 10-37), es de origen egipcio. Aquí Cambises se convierte en el hijo legítimo de Ciro y una hija de Apries llamada Nitetis (Herodes. 3.2, Dinon fr. II, Polyaen. Viii. 29), cuya muerte venga del sucesor del usurpador Amasis. (En Herodes 3.1 y Ctesias a / i. Atenas. Xiii. 560), esta tradición es corregida por los persas:

Cambyses quiere casarse con una hija de Amasis, quien le envía una hija de Apries en lugar de su propia hija, y por ella Cambyses es inducido a comenzar la guerra. Su gran crimen es la matanza del toro Apis, por el que es castigado con la locura, en el que comete muchos otros delitos, mata a su hermano y a su hermana, y por fin pierde su imperio y muere de una herida en la cadera, en el mismo lugar donde había herido al animal sagrado. Se entremezclan algunas historias derivadas de los mercenarios griegos, especialmente sobre su líder Phanes de Halicarnassus, que traicionó a Egipto a los persas. En la tradición persa el crimen de Cambises es el asesinato de su hermano, además se le acusa de embriaguez, en la que comete muchos delitos, y así acelera su ruina.

Estas tradiciones se encuentran en diferentes pasajes de Herodoto, y en una forma posterior, pero con algún detalle fidedigno sobre su casa, en los fragmentos de Ctesias. Con la excepción de las tablillas fechadas en Babilonia y algunas inscripciones egipcias, no poseemos evidencia contemporánea sobre el reinado de Cambises, sino el breve relato de Darío en la inscripción de Behistun. Es imposible a partir de estas fuentes formarse una imagen correcta del carácter de Cambises, pero parece seguro que fue un déspota salvaje y que la borrachera lo llevó a cometer muchos actos atroces.


El ejército perdido de Cambises

Según Herodoto 3.26, Cambises envió un ejército para amenazar al Oráculo de Amón en el Oasis de Siwa. El ejército de 50.000 hombres se encontraba en medio del desierto cuando se desató una enorme tormenta de arena que los enterró a todos. [16] Aunque muchos egiptólogos consideran la historia como un mito, la gente ha buscado los restos de los soldados durante muchos años. Estos han incluido el Conde László Almásy (sobre quien la novela El Paciente Inglés se basó), y el geólogo moderno Tom Brown. En enero de 1933, Orde Wingate buscó sin éxito al Ejército Perdido de Cambises en el Desierto Occidental de Egipto, entonces conocido como Desierto de Libia. [17]

Desde septiembre de 1983 hasta febrero de 1984, Gary & # 160S. Chafetz, periodista y autor estadounidense, dirigió una expedición (patrocinada por la Universidad de Harvard, la National Geographic Society, la Autoridad de Minería y Servicio Geológico de Egipto y el Instituto de Investigación Ligabue) que buscó el Ejército Perdido de Cambyses. La búsqueda de seis meses se llevó a cabo a lo largo de la frontera entre Egipto y Libia en un área remota de 100 kilómetros cuadrados de dunas complejas al suroeste del deshabitado Oasis de Bahrein, aproximadamente a 100 millas al sureste del Oasis de Siwa (Amon). La expedición de 250.000 dólares tenía a su disposición 20 geólogos y trabajadores egipcios, un fotógrafo de National Geographic, dos realizadores de documentales de Harvard Film Studies, tres camellos, un avión ultraligero y un radar de penetración terrestre. La expedición descubrió aproximadamente 500 túmulos (tumbas de estilo zoroástrico) pero ningún artefacto. Varios túmulos contenían fragmentos de hueso. La termoluminencia más tarde fechó estos fragmentos en 1.500 & # 160 aC, aproximadamente 1000 años antes que el Ejército Perdido. También se descubrió una esfinge alada yacente tallada en piedra caliza oolítica en una cueva en el deshabitado oasis de Sitra (entre los oasis de Bahariya y Siwa), cuya procedencia parecía ser persa. Chafetz fue arrestado cuando regresó a El Cairo en febrero de 1984 por "contrabandear un avión a Egipto", a pesar de que tenía el permiso por escrito de la Autoridad de Minería y Servicio Geológico de Egipto para traer el avión al país. Fue interrogado durante 24 horas. Los cargos fueron retirados después de que prometiera donar el ultraligero al gobierno egipcio. El avión se encuentra ahora en el Museo de la Guerra Egipcia en El Cairo. [18] [19]

En el verano de 2000, un equipo geológico de la Universidad de Helwan, que buscaba petróleo en el desierto occidental de Egipto, encontró fragmentos de textiles bien conservados, trozos de metal que parecían armas y restos humanos que creían que eran vestigios del Ejército Perdido de Cambises. . El Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto anunció que organizaría una expedición para investigar el sitio, pero no dio más información. [20]

En noviembre de 2009, dos arqueólogos italianos, Angelo y Alfredo Castiglioni, anunciaron el descubrimiento de restos humanos, herramientas y armas que datan de la era del ejército persa. Estos artefactos estaban ubicados cerca del Oasis de Siwa. [21] Según estos dos arqueólogos, esta es la primera evidencia arqueológica de la historia relatada por Herodoto. Mientras trabajaban en el área, los investigadores notaron una olla medio enterrada y algunos restos humanos. Entonces los hermanos vieron algo realmente intrigante, lo que podría haber sido un refugio natural. Era una roca de unos 35 metros (115 pies) de largo, 1,8 metros (5,9 pies) de alto y 3 metros (9,8 pies) de profundidad. Tales formaciones naturales ocurren en el desierto, pero esta gran roca era la única en un área grande. [22] Sin embargo, estos "dos arqueólogos italianos" presentaron sus descubrimientos en una película documental en lugar de una revista científica. Han surgido dudas porque los hermanos Castiglioni también son los dos cineastas que produjeron cinco controvertidos recuerdos africanos en la década de 1970, entre ellos Addio ultimo uomo, África ama, y África dolce e selvaggiaPelículas en las que el público vio imágenes sin editar del corte de un pene, el desollado de un cadáver humano, la desfloración de una niña con un falo de piedra y un grupo de cazadores desgarrando el cadáver de un elefante. [23] El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, ha dicho en un comunicado de prensa que los informes de los medios de comunicación sobre esto "son infundados y engañosos" y que "los hermanos Castiglioni no han recibido permiso de la SCA para excavar en Egipto, por lo que cualquier cosa que afirmen haber encontrado no es de creer ". [24]

En 2012, resurgieron las mismas pretensiones de los hermanos Castiglioni, como expedición de la Universidad de Lecce. [25]

En 2014, Olaf Kaper, de la Universidad de Leiden, dijo que encontró una inscripción de Petubastis III, quien luego se convirtió en faraón, afirmando que tendió una emboscada y derrotó al ejército persa. Él postula que el escenario de la tormenta de arena fue un encubrimiento del sucesor de Cambyses, Darius I. [26] [27]


El misterio que rodea al ejército perdido del rey persa Cambises II puede haber sido resuelto

El profesor Olaf Kaper, arqueólogo de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, cree que pudo haber resuelto uno de los mayores misterios de la historia antigua: lo que le sucedió al ejército de 50.000 hombres del rey persa Cambyses II en el desierto egipcio alrededor del 524 a. C.

Guerreros persas, un detalle del friso en Darius & # 8217 Palace en Susa. Museo de Pérgamo / Museo Vorderasiatisches, Alemania. Crédito de la imagen: Mohammed Shamma / CC BY 2.0.

Según el historiador griego Herodoto, Cambises II, el hijo mayor de Ciro el Grande, envió a su ejército a destruir el Oráculo de Amón en el Oasis de Siwa. 50.000 guerreros entraron en el desierto occidental de Egipto cerca de Luxor. En algún lugar en medio del desierto, el ejército fue abrumado por una tormenta de arena y destruido.

Aunque muchos científicos consideran la historia como un mito, arqueólogos tanto aficionados como profesionales han buscado los restos de los soldados persas durante muchas décadas.

El profesor Kaper nunca creyó esta historia. “Algunos esperan encontrar un ejército completo, completamente equipado. Sin embargo, la experiencia ha demostrado durante mucho tiempo que no se puede morir a causa de una tormenta de arena ”, dijo.

El profesor Kaper sostiene que el ejército perdido de Cambyses II no desapareció, sino que fue derrotado.

"Mi investigación muestra que el ejército no estaba simplemente atravesando el desierto, su destino final era el Oasis de Dakhla".

"Esta era la ubicación de las tropas del líder rebelde egipcio Petubastis III".

“Finalmente emboscó al ejército de Cambises II, y de esta manera logró desde su base en el oasis reconquistar gran parte de Egipto, tras lo cual se dejó coronar faraón en la capital, Memphis”.

El hecho de que el destino del ejército de Cambises II permaneciera sin estar claro durante tanto tiempo se debe probablemente al rey persa Darío I, quien puso fin a la revuelta egipcia con mucho derramamiento de sangre dos años después de la derrota de Cambises II.

“Darius I atribuyó la vergonzosa derrota de su predecesor a elementos naturales. Gracias a esta manipulación eficaz, 75 años después del evento, todo lo que Herodoto pudo hacer fue tomar nota de la historia de la tormenta de arena ".

Durante los últimos diez años, el profesor Kaper ha estado involucrado en excavaciones en Amheida, en el Oasis de Dakhla.

A principios de este año, descifró la lista completa de títulos de Petubastis III en bloques de templos antiguos.

“Fue entonces cuando las piezas del rompecabezas encajaron en su lugar”, dijo el profesor Kaper.

“Los bloques del templo indican que esto debe haber sido una fortaleza al comienzo del período persa. Una vez que combinamos esto con la información limitada que teníamos sobre Petubastis III, el sitio de excavación y la historia de Herodoto, pudimos reconstruir lo que sucedió ”.

Olaf Kaper. Políticas de Darío I en el desierto occidental de Egipto. Conferencia internacional del proyecto ERC BABYLON. 19 de junio de 2014


Gaumata el usurpador

La inscripción de Darío I, el Grande en Behistún, da el siguiente relato de las intrigas palaciegas que siguieron a la muerte de Ciro:

"Un hijo de Kuraush (Cyrus), Kabujiya (Cambises) por nombre, de nuestra familia era el rey aquí. Cambises tenía un hermano, Bardiya (Bardia, Smerdis) por su nombre, que tenía la misma madre y el mismo padre que Kabujiya (Cambyses). Kabujiya (Cambises) mató a Bardiya (Smerdis). Cuando Kabujiya (Cambyses) mató a Bardiya (Smerdis), la gente no supo que Bardiya (Smerdis) había sido asesinado. Posteriormente, Kabujiya (Cambyses) fue a Mudrayam (Egipto). Cuando Kabujiya (Cambises) estaba en Mudrayam (Egipto), la gente se volvió malvada y drauga (la Mentira) creció mucho en el país, tanto en Parsa (Persia) como en Mada (Media) y en las otras provincias.

"Después, hubo un hombre, un Magush (Mago), llamado Gaumata, que se levantó de Paishiyauvada. Desde allí, en una montaña llamada Arakadri, el día catorce del mes, Viyakhna, se levantó (para tomar el poder). Mintió a la gente diciendo: "Soy Bardiya (Bardia, Smerdis), el hijo de Kuraush (Cyrus), hermano de Kabujiya (Cambyses)". Después de eso, toda la gente se unió a él en rebelión contra Kabujiya (Cambyses) tanto en Parsa (Persia), Mada (Media) como en las otras provincias. En el noveno día de Garmapada, él (Gaumata) se apoderó del reino. Después de eso, Kabujiya (Cambises) murió por su propia mano.

"El reino que Gaumata el Magush (Mago) le quitó a Kabujiya (Cambyses) había sido gobernado desde hace mucho tiempo por nuestra familia, y Gaumata el Magush (Mago) tomó (la regla) de Kabujiya (Cambyses) y tomó para sí la posesión tanto de Parsa (Persia), Mada (Media) como de las otras provincias, y se proclamó rey.

No hubo un hombre, ni un Parsa (persa) ni un Mada (Mede), ni nadie en nuestra familia, que buscara sacar a Gaumata el Magum (Magus) de su reinado. La gente le temía mucho y mató en gran número a personas que previamente habían conocido a Bardiya (Bardia, Smerdis). Mató a estas personas "para que no me conozcan, que no soy Bardiya (Bardia, Smerdis), el hijo de Kuraush (Cyrus)". Nadie se atrevió a decir nada en contra de Gaumata the Magum (Magus), hasta que tomé medidas. Busqué la ayuda de Ahuramazda y Ahuramazda me ayudó. El décimo día del mes Bagayadi, junto con unos pocos hombres, maté a Gaumata el Magum (Magus) y a los que eran sus principales seguidores. Lo maté en una fortaleza de Sikayauvati, en el distrito de Nisaya, en Media. Le quité el reino y por la gracia de Ahuramazda me convertí en rey. Ahuramazda me otorgó el reino ".


Pitágoras de Samos

Pitágoras de Samos se describe a menudo como el primer matemático puro. Es una figura extremadamente importante en el desarrollo de las matemáticas, pero sabemos relativamente poco sobre sus logros matemáticos. A diferencia de muchos matemáticos griegos posteriores, donde al menos tenemos algunos de los libros que ellos escribieron, no tenemos nada de los escritos de Pitágoras. La sociedad que dirigía, mitad religiosa y mitad científica, seguía un código de secreto que ciertamente significa que hoy Pitágoras es una figura misteriosa.

Tenemos detalles de la vida de Pitágoras de las primeras biografías que utilizan importantes fuentes originales, pero que están escritas por autores que le atribuyen poderes divinos y cuyo objetivo era presentarlo como una figura divina. Lo que presentamos a continuación es un intento de recopilar las fuentes más confiables para reconstruir un relato de la vida de Pitágoras. Existe un acuerdo bastante bueno sobre los principales acontecimientos de su vida, pero la mayoría de las fechas se disputan con diferentes eruditos que dan fechas que difieren en 20 años. Algunos historiadores tratan toda esta información como meras leyendas pero, incluso si el lector la trata de esta manera, al tratarse de un registro tan temprano, tiene una importancia histórica.

El padre de Pitágoras era Mnesarchus ([12] y [13]), mientras que su madre era Pitágoras [8] y ella era nativa de Samos. Mnesarchus era un comerciante que venía de Tiro, y hay una historia ([12] y [13]) que trajo maíz a Samos en un momento de hambruna y se le concedió la ciudadanía de Samos como muestra de gratitud. De niño, Pitágoras pasó sus primeros años en Samos, pero viajó mucho con su padre. Hay relatos de que Mnesarchus regresó a Tiro con Pitágoras y que los caldeos y los eruditos de Siria le enseñaron allí. Parece que también visitó Italia con su padre.

Poco se sabe de la infancia de Pitágoras. Es probable que todos los relatos de su apariencia física sean ficticios, excepto la descripción de una marca de nacimiento llamativa que tenía Pitágoras en el muslo. Es probable que tuviera dos hermanos aunque algunas fuentes dicen que tuvo tres. Ciertamente estaba bien educado, aprendió a tocar la lira, aprendió poesía y recitó a Homero. Entre sus maestros, había tres filósofos que influirían en Pitágoras mientras él era joven. Uno de los más importantes fue Pherekydes, a quien muchos describen como el maestro de Pitágoras.

Los otros dos filósofos que iban a influir en Pitágoras y presentarle las ideas matemáticas eran Tales y su alumno Anaximandro, quienes vivieron en Mileto. En [8] se dice que Pitágoras visitó a Tales en Mileto cuando tenía entre 18 y 20 años. Para entonces Tales era un anciano y, aunque causó una fuerte impresión en Pitágoras, probablemente no le enseñó mucho. Sin embargo, contribuyó al interés de Pitágoras por las matemáticas y la astronomía, y le aconsejó que viajara a Egipto para aprender más sobre estos temas. El alumno de Tales, Anaximandro, dio una conferencia sobre Mileto y Pitágoras asistió a estas conferencias. Ciertamente, Anaximandro estaba interesado en la geometría y la cosmología y muchas de sus ideas influirían en los propios puntos de vista de Pitágoras.

Aproximadamente en el 535 a. C. Pitágoras fue a Egipto. Esto sucedió unos años después de que el tirano Polícrates tomara el control de la ciudad de Samos. Existe alguna evidencia que sugiere que Pitágoras y Polícrates eran amigos al principio y se afirma [5] que Pitágoras fue a Egipto con una carta de presentación escrita por Polícrates. De hecho, Polícrates tenía una alianza con Egipto y, por lo tanto, había fuertes vínculos entre Samos y Egipto en este momento. Los relatos del tiempo de Pitágoras en Egipto sugieren que visitó muchos de los templos y participó en muchas discusiones con los sacerdotes. Según Porfirio ([12] y [13]) a Pitágoras se le negó la admisión a todos los templos excepto al de Diospolis, donde fue aceptado en el sacerdocio después de completar los ritos necesarios para la admisión.

No es difícil relacionar muchas de las creencias de Pitágoras, que luego impondría a la sociedad que instaló en Italia, con las costumbres que encontró en Egipto. Por ejemplo, el secreto de los sacerdotes egipcios, su negativa a comer frijoles, su negativa a usar incluso telas hechas con pieles de animales y su lucha por la pureza fueron todas costumbres que Pitágoras adoptaría más tarde. Porfirio en [12] y [13] dice que Pitágoras aprendió geometría de los egipcios, pero es probable que ya estuviera familiarizado con la geometría, ciertamente después de las enseñanzas de Tales y Anaximandro.

En el 525 a. C. Cambises II, el rey de Persia, invadió Egipto. Polícrates abandonó su alianza con Egipto y envió 40 barcos para unirse a la flota persa contra los egipcios. Después de que Cambises ganó la batalla de Pelusium en el delta del Nilo y capturó Heliópolis y Memphis, la resistencia egipcia colapsó. Pitágoras fue hecho prisionero y llevado a Babilonia. Iamblichus escribe que Pitágoras (ver [8]): -

Aproximadamente en el 520 a. C. Pitágoras dejó Babilonia y regresó a Samos. Polícrates había muerto alrededor del 522 a. C. y Cambises murió en el verano del 522 a. C., ya sea por suicidio o como resultado de un accidente. La muerte de estos gobernantes pudo haber sido un factor en el regreso de Pitágoras a Samos, pero en ninguna parte se explica cómo Pitágoras obtuvo su libertad. Darío de Persia había tomado el control de Samos después de la muerte de Polícrates y habría controlado la isla al regreso de Pitágoras. Esto entra en conflicto con los relatos de Porfirio y Diógenes Laercio, que afirman que Polícrates todavía tenía el control de Samos cuando Pitágoras regresó allí.

Pitágoras hizo un viaje a Creta poco después de su regreso a Samos para estudiar el sistema de leyes allí. De regreso en Samos, fundó una escuela que se llamó el semicírculo. Jámblico [8] escribe en el siglo III d.C. que:

Se permitió que tanto hombres como mujeres se convirtieran en miembros de la Sociedad; de hecho, varias mujeres pitagóricas posteriores se convirtieron en filósofas famosas. El círculo exterior de la Sociedad se conocía como los acusmáticos y vivían en sus propias casas, viniendo a la Sociedad solo durante el día. Se les permitió tener sus propias posesiones y no se les exigió que fueran vegetarianos.

De la obra real de Pitágoras no se sabe nada. Su escuela practicaba el secreto y el comunalismo, lo que dificultaba distinguir entre el trabajo de Pitágoras y el de sus seguidores. Ciertamente, su escuela hizo contribuciones sobresalientes a las matemáticas, y es posible estar bastante seguro acerca de algunas de las contribuciones matemáticas de Pitágoras. Primero deberíamos tener claro en qué sentido Pitágoras y los mathikoi estudiaban matemáticas. No actuaban como lo hace un grupo de investigación matemática en una universidad moderna u otra institución. No tenían "problemas abiertos" que resolver, y no estaban interesados ​​en ningún sentido en tratar de formular o resolver problemas matemáticos.

Más bien, Pitágoras estaba interesado en los principios de las matemáticas, el concepto de número, el concepto de triángulo u otra figura matemática y la idea abstracta de una prueba. Como escribe Brumbaugh en [3]: -

De hecho, hoy nos hemos vuelto tan sofisticados matemáticamente que ni siquiera reconocemos 2 como una cantidad abstracta. Hay un paso notable de 2 barcos + 2 barcos = 4 barcos, al resultado abstracto 2 + 2 = 4, que se aplica no solo a barcos, sino también a corrales, personas, casas, etc. Hay otro paso para ver que la noción abstracta de 2 es en sí mismo una cosa, en cierto sentido tan real como un barco o una casa.

Pitágoras creía que todas las relaciones podían reducirse a relaciones numéricas. Como escribió Aristóteles:

Esta generalización surgió de las observaciones de Pitágoras en música, matemáticas y astronomía. Pitágoras notó que las cuerdas vibrantes producen tonos armoniosos cuando las proporciones de las longitudes de las cuerdas son números enteros, y que estas proporciones podrían extenderse a otros instrumentos. De hecho, Pitágoras hizo contribuciones notables a la teoría matemática de la música. Era un buen músico, tocaba la lira y usaba la música como un medio para ayudar a los enfermos.

Pitágoras estudió propiedades de los números que serían familiares para los matemáticos de hoy, como números pares e impares, números triangulares, números perfectos, etc. Sin embargo, para Pitágoras los números tenían personalidades que difícilmente reconocemos como matemáticas hoy [3]: -

(i) La suma de los ángulos de un triángulo es igual a dos ángulos rectos. También los pitagóricos conocían la generalización que establece que un polígono con n n n lados tiene una suma de ángulos interiores 2 n - 4 2n - 4 2 n - 4 ángulos rectos y una suma de ángulos exteriores igual a cuatro ángulos rectos.

(ii) El teorema de Pitágoras: para un triángulo rectángulo, el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los otros dos lados. Debemos notar aquí que para Pitágoras el cuadrado de la hipotenusa ciertamente no sería considerado como un número multiplicado por sí mismo, sino más bien como un cuadrado geométrico construido en un lado. Decir que la suma de dos cuadrados es igual a un tercer cuadrado significaba que los dos cuadrados se podían cortar y volver a ensamblar para formar un cuadrado idéntico al tercer cuadrado.

(iii) Construir figuras de un área dada y álgebra geométrica. Por ejemplo, resolvieron ecuaciones como a (a - x) = x 2 a (a - x) = x ^ <2> a (a - x) = x 2 por medios geométricos.

( iv ) The discovery of irrationals. This is certainly attributed to the Pythagoreans but it does seem unlikely to have been due to Pythagoras himself. This went against Pythagoras's philosophy the all things are numbers, since by a number he meant the ratio of two whole numbers. However, because of his belief that all things are numbers it would be a natural task to try to prove that the hypotenuse of an isosceles right angled triangle had a length corresponding to a number.

( v ) The five regular solids. It is thought that Pythagoras himself knew how to construct the first three but it is unlikely that he would have known how to construct the other two.

( vi ) In astronomy Pythagoras taught that the Earth was a sphere at the centre of the Universe. He also recognised that the orbit of the Moon was inclined to the equator of the Earth and he was one of the first to realise that Venus as an evening star was the same planet as Venus as a morning star.

This seems accepted by most but Iamblichus himself does not accept this version and argues that the attack by Cylon was a minor affair and that Pythagoras returned to Croton. Certainly the Pythagorean Society thrived for many years after this and spread from Croton to many other Italian cities. Gorman [ 6 ] argues that this is a strong reason to believe that Pythagoras returned to Croton and quotes other evidence such as the widely reported age of Pythagoras as around 100 at the time of his death and the fact that many sources say that Pythagoras taught Empedokles to claim that he must have lived well after 480 BC.

The evidence is unclear as to when and where the death of Pythagoras occurred. Certainly the Pythagorean Society expanded rapidly after 500 BC, became political in nature and also spilt into a number of factions. In 460 BC the Society [ 2 ] :-


Medo-Persia

And behold another beast, a second, like to a bear, and it raised up itself on one side, and it had three ribs in the mouth of it between the teeth of it: and they said thus unto it, Arise, devour much flesh. (Daniel 7:5)


Achaemenid Empire at its greatest extent [Wikimedia Commons]

At the foot of the southern edge of the Zagros Mountains, 250 km east of the Tigris River—between the Rivers Karkheh (Choaspes or Eulaus) and Dez—near the River Ulai itself (Daniel chapter 8) and situated within Khuzestan province, Shush (Susa) is site of the ancient city of successively Elamite, Persian, then Parthian empires of what is today Iran.

los Ulai (shown but unlabelled) is the tributary joining the confluence of Tigris y Euphrates, before all rivers, as one, empty into the Persian Gulf.

The Tomb of Daniel in Shushan on the plain of the U’lai [Wikimedia Commons]

Renowned for its emancipation of slaves, a centralised administration governing through an imperial-wide official language permeated across advanced postal and transport infrastructure and a developed professional army and civil service, Medo-Persian governance ruled most of Asia, extending into significant parts of Europe and Africa such that, at its greatest extent, its reach would have maintained control over the following modern-day nations:

  • Turkey and eastern Greece
  • a significant bite of Central Asia
  • Pakistán
  • Black Sea coastal regions
  • Afghanistan
  • Iraq
  • northern part of Saudi Arabia
  • Jordán
  • Israel
  • Lebanon
  • Siria
  • most of Egypt and into Libya

It was a colossal empire. Temporally and functionally, diametrically-opposed geographically, the lower Mesopotamian Medo-Persians were to the upper Mesopotamian Babylonians what later the Roman Empire was to the Greco-Macedonian.

In this way, consider these four successive empires as dynamic pulses emanating from respective epicentres of a larger region more-or-less common to all—ever-expanding suzerainty about an unacknowledged heart, Jerusalem. This then is both geographical context to the Hebrew Scriptures and also the New Testament.

Two Empires Meet [Wikimedia Commons]

History considers the Medo-Persian Empire originating upon Cyrus I’s taking of Babylon in 539 BCE, a full decade after taking hold, on behalf of a nascent Achaemenid Dynasty, of the reigns in Media (550 BCE). The Median kingdom, inclusive of its Scythian Kingdom, itself spanned more than a century (678–550 BCE) through time. The Achaemenids went on to rule for more than two hundred years. Imperial power, in turn, successively changed hands from Seleucids, to Parthians, to Sassanids before the rise of the Umayyad and finally, Abbasid, Caliphates.

Prior to the Medes (modern-day Kurds), Iran’s origins lay with the Mannaeans, with Elam before that, and the so-called Proto-Elamites earlier still who, between 3200 and 2700 BCE, boasted a uniform script (but which remains undecipherable to this day):

    spanning more than two millennia, from 2700 to 1970 BCE flourished between 10th and 8th centuries BCE, conquered in 7th century by Media
  • MEDES
  • ACHAEMENID s: origins with one of Alexander’s four phylacteries, Seleucus I, obtaining the satrap of Babylon in 321 BCE and continued through into the 6 th century CE : Arsaces I, mid-third century BCE, conquers Iran’s north-east, a satrap in rebellion against the Seleucid Empire : last pre-Islamic Persian empire, established in 224 CE and lasting until 651 CE when overthrown by the Arab Caliphate : first great Muslim dynasty to rule the Caliphate, from 661–750 CE : second of the two great dynasties of the Muslim caliphate, it overthrew the Umayyads in 750 CE, reigning until it too was destroyed by the Mongol invasion of 1258

The Achaemenid Medo-Persian kingdom at its greatest extent (490 BCE) encompasses Egypt in the west to parts of India in the east, inclusive also of Asia Minor, from the eastern border of Greece to the central-Asian heartland of modern-day Tajikistan.

Kings of Persia (reign 550–330 BC):

  • Cyrus (II) the Great: 550–530 BCE
  • Cambyses (II): 530–522 BCE
  • Bardiya: 522 BCE
  • Darius (I) the Great: 522–486 BCE
  • Xerxes I: 485–465 BCE
  • Artaxerxes I: 465–424 BCE
  • Xerxes II: 424–423 BC
  • Darius II: 423–404 BC
  • Artaxerxes II: 404–358 BC
  • Artaxerxes III: 358–338 BC
  • Artaxerxes IV: 338–336 BC
  • Darius III: 336–330 BC

Cyaxares the Mede, in 625 BCE, overthrows Assyria to become the leading power of Asia. He is followed by Astyages. Cyrus (Koresh: “the sun”) is born of the union of Mandane, daughter of Astyages, last king of Media, and Cambyses of the Achaemenid Persian dynasty.

Acting on a dream, Astyages, through Harpagus, seeks the life of his grandson. But a herdsman to whom Cyrus is betrayed by Harpagus, protects him. In a macabre turn reminiscent of Shakespearean tragedy, an enraged Astyages apparently serves Harpagus’ own son at a feast. At Pasargadae, near Persepolis, in 559 (or 550) BCE, Harpagus in turn helps Cyrus defeat and dethrone his grandfather, Astyages. Cyrus crowns himself king of both Medes and Persians to inaugurate the empire.

Cyrus invasion of Babylonia [Image: Wikimedia Commons]

In 538 BCE, Cyrus (II) opportunistically diverts the Euphrates and makes way along the dried river bed to capture, amidst feasting and revelling, the city of Babylon. That same year, Cyrus issues the famous decree for Jews to return to their homeland to rebuild the Temple which they enact the following year.

Expansion of the Achaemenid Dynasty [Wikimedia Commons]

After his death in 530 BCE, Cyrus is replaced by Cambyses II (529 BCE) who conquers Egypt (525 BCE) and reigns until 522 BCE. But Pseudo-Smerdis rebels and Darius Hystaspes (the Great) rules from 522 to 486 BCE. Persia invades Greece in 498 BCE and Darius succumbs at the Battle of Marathon (490 BCE) amid the Greco-Persian Wars (492–472 (498–448) BCE).

In 486 BCE, Ahasuerus (Artaxerxes I) becomes king of Medo-Persia. He marries Esther the Israelite. For the sake of gaining a western perspective, the corresponding epoch in Athens belongs to Herodotus and Socrates and to Buddha in China. Six years later, Ahasuerus suffers defeat at the Battle of Salamis. Later that year the Greeks, too, suffer defeat at Thermopylae, and Athens burns. The following year sees the Battle of Plataea, and corresponds in the Far East to the time of Confucius.

Artaxerxes I king of Medo-Persia (465–424 BCE) reigns at the same time as Pericles of Athens (460–429 BCE). In 456 BCE, Ezra returns to Jerusalem. A full decade passes before Nehemiah returns to Jerusalem, to begin rebuilding the walls of Jerusalem, in 445 BCE.

A formidable opponent from the West

The year 431 BCE sees a start to the Peloponnesian (Civil) War in Greece (431–404 BCE), around the time of Plato (430–350 BCE). In 422 BCE, Xerxes II rules the Medo-Persians (424–423), followed by Darius II (423–404 BCE). The Elephantine Jewish temple is destroyed at this time (410 BCE), before Artaxerxes II (404–358 BCE) rises to power, coinciding with a rebuilt Jerusalem Temple (404 BCE). This period corresponds to that of Malachi, last of the Old Testament prophets, bringing a close to the Old Testament period ca. 400 BCE, at the time of both Aristotle of Athens (384–322) and Philip of Macedon (359–336 BCE).

Artaxerxes III is next king of Medo Persia (358–338 BCE). Part of Jewry is deported to Hyrcanus for revolting against Artaxerxes III, in 348 BCE. Arses takes the reins of the kingdom (338–336 BCE), the same year Philip assumes command of the Greeks, at Chaerona in 338 BCE.

Darius III comes to power (336-331 BCE) in Medo-Persia the same year Philip is assassinated. Philip’s son, Alexander III, steps in in his father’s stead. In 335 BCE, Alexander destroys rebellious Thebes before victory, in 333 BC, at the Battle of Isis. Moving south, the following year Alexander lays siege, destroying Tyre and invading Gaza—the Jews now under Macedonian control—and, in turn, invading also Egypt. Alexander follows the Battle of Arbela with the burning of Persepolis the next year, 330 BCE, taking control of Medo-Persia.


Ver el vídeo: Cambyses II and the Persian Conquest of Egypt Achaemenid Persian Empire


Comentarios:

  1. Nidal

    Hablemos, tengo algo que decir sobre este tema.

  2. Parker

    Sí ... Aquí, como solía decir la gente: enseñan el abecedario, gritan en toda la cabaña

  3. Carlin

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, no tienes razón. Vamos a discutir. Escríbeme en PM, hablaremos.

  4. Wynwode

    Estoy de acuerdo contigo. Hay algo en esto. Ahora todo se ha aclarado, gracias por su ayuda en este asunto.

  5. Douhn

    Creo que te equivocas. Estoy seguro. Puedo defender mi posición. Envíame un correo electrónico a PM, lo discutiremos.



Escribe un mensaje