El enigma del manuscrito Voynich: ¿historia o engaño?

El enigma del manuscrito Voynich: ¿historia o engaño?

En 1912, un comerciante de libros polaco-estadounidense llamado Wilfrid M. Voynich fue a Roma en un viaje de adquisiciones. Allí se topó con un baúl que contenía un raro manuscrito ahora conocido como el manuscrito Voynich. Desde su aparición, este documento, que ahora está bajo llave en la biblioteca de libros y manuscritos raros de Beinecke en Yale, se ha estudiado extensamente y ha dejado perplejos incluso a los criptógrafos y descifradores de códigos más exitosos. Debes preguntarte por qué la intriga. La respuesta es simple: el libro es casi completamente ilegible.

Se sabe muy poco sobre este libro, aunque recientemente ha comenzado a revelar algunos de sus secretos. Qué es conocido sobre este misterioso libro? Las 240 páginas que quedan son vitela o papel de piel de becerro que se remontan a principios del siglo XV. th siglo —entre 1404 y 1438 para ser precisos— y las páginas están numeradas hasta 116, aunque probablemente no por el autor original. De hecho, faltan páginas enteras y algunas secciones del libro parecen haber sido eliminadas o reorganizadas, y las páginas faltantes probablemente desaparecieron cuando Voynich las descubrió. Además, el guión se escribió de izquierda a derecha y el autor estaba muy familiarizado con el idioma, ya que no hay errores.

Sin embargo, lo que se desconoce todavía supera a lo que se ha descubierto sobre este escurridizo libro. Los expertos estiman que el texto original puede haber contenido hasta 272 páginas, aunque solo se puede especular quién tomó las páginas y por qué. El autor tampoco está identificado, al igual que el lenguaje oscuro utilizado en todo el texto. Incluso muchas de las ilustraciones siguen siendo enigmáticas, ya que muchas de las plantas retratadas en el libro, que a menudo están dibujadas de manera tosca, son inidentificables y las numerosas imágenes de mujeres desnudas están involucradas en actos inexplicables.

Los escritos

Como se mencionó anteriormente, se puede hacer muy poco del lenguaje críptico utilizado a lo largo del texto. Muchos expertos creen que este fue un lenguaje construido por el autor para ocultar información secreta, aunque no sigue ningún código conocido, lo que hace que algunos especulen que el libro no es más que un elaborado engaño. El texto contiene pocas similitudes con los idiomas establecidos, uno de los cuales es la entropía de palabras similar tanto al latín como al inglés. Nuevamente, las diferencias son mucho más numerosas. Algunas palabras solo aparecen en ciertas secciones, algunas letras solo en ciertos lugares de las palabras. La repetición de la redacción también es peculiar, y no sigue ningún ritmo identificable. Por ejemplo, en algunos lugares una palabra se puede repetir tres veces simultáneamente. ¿Podría ser este un lenguaje construido de alguna manera sobre la base de principios etimológicos y fonéticos reconocidos limitados con el fin de ocultar el conocimiento, o es concebible creer que se construyó cuidadosamente para engañar a los lectores haciéndoles pensar que está ocultando información valiosa? Si bien la mayor parte de este texto sigue siendo un misterio, el autor incluyó una escritura latina limitada que aparece en algunas de las cartas astronómicas y en la última sección del texto, aunque no ofrecen más pistas.

Las ilustraciones:

Casi todas las páginas del texto, excepto la sección al final, contienen al menos una ilustración. Estas ilustraciones proporcionan un método de división, dividiendo el texto en 6 temas: astronómico, biológico, cosmológico, herbal, farmacéutico, recetas.

  • Astronómico: esta sección se compone de gráficos y diagramas. Se incluyen los nombres latinos de los diez meses, así como 12 diagramas que utilizan símbolos convencionales para las constelaciones. Cada uno de los 12 diagramas también contiene una serie de 30 desnudos femeninos que, cuando se giran, generan una imagen en movimiento.
  • Biológico: esta sección contiene muchos desnudos parciales de mujeres entre algún tipo de posible trabajo con tuberías.
  • Cosmológico: Aquí se pueden encontrar muchos diagramas circulares, así como páginas desplegables, una de las cuales contiene un mapa potencial que abarca 6 páginas. La inclusión de desplegables es inusual para este período y sugiere que el libro supuso un gran gasto para el autor.
  • A base de hierbas: a primera vista, parece similar a otros libros que describen las hierbas y sus usos. Cada página muestra una planta diferente, aunque muchas de las plantas no son identificables y pueden compilarse a partir de las partes de varias plantas. Algunas de las plantas que se muestran aquí también aparecen en la sección farmacéutica.
  • Farmacéutica: esta sección parece más un libro de alquimista, que contiene partes de plantas y frascos de alquimia rodeados de lo que parecen ser descripciones.
  • Recetas: esta sección contiene párrafos cortos separados por estrellas que parecen funcionar como viñetas.

Si se trata de un intento de ocultar información secreta, ¿quién lo hizo y por qué? ¿Qué ocultaba ... o protegía el autor? Para reflexionar sobre esta cuestión, primero tenemos que identificar al autor del manuscrito. La especulación comienza con Roger Bacon, un clérigo inglés y monje franciscano en el 13 th siglo conocido como un "Doctor Mirabilis", o el médico milagroso, que era conocido por su uso de la investigación experimental en el estudio de la naturaleza, también conocida como alquimia. De hecho, se le menciona en una carta a Athenasues Cursuer como el autor original, lo que casualmente aumentó el valor del manuscrito. Bacon era un monje que creía que la naturaleza debía estudiarse mediante la experimentación sistemática. Algunos incluso le dan crédito por su contribución a la formación del método científico, aunque otros creen que esto es exagerado. El problema con esta teoría es que no coincide con la fecha proporcionada por las pruebas de radiocarbono. Si la prueba es precisa, entonces no podría haber sido el autor del manuscrito.

También se cree que el manuscrito de Voynich estuvo una vez en posesión de "Jacobj aTepen", o Jakub Horcicky de Tepenec, un médico que vivió entre 1575 y 1622 y era conocido en todas partes por su uso medicinal a base de hierbas. Su nombre fue descubierto en la primera página del manuscrito. Se intentó eliminarlo, aunque una reproducción fotostática reveló su presencia; sin embargo, la caligrafía no era análoga a la firma de Tepenec, y la datación del libro, nuevamente, no permite que él haya sido el autor original.

Una idea no puede ser discutida, y esa es la relación aparente del libro con la práctica de la alquimia, lo que explicaría la necesidad del secreto. La alquimia fue un precursor temprano del estudio científico y se practicaba en todo el mundo, aunque la Iglesia Católica sospechó de esta práctica en Europa y, como ha demostrado la historia, cualquier cosa sospechosa de la Iglesia fue expulsada o clandestina. Independientemente, la alquimia era un estudio oscuro y secreto cuyos practicantes a menudo usaban símbolos para ocultar el estudio y uso de su arte. Un alquimista era conocido por su habilidad y destreza individuales, y mantenía sus procedimientos en privado para mantener esta reputación, como esconder sus recetas secretas. En cuanto a la práctica de la alquimia, era tanto un arte como una ciencia, y la tradición medieval consistía en representar las plantas alegóricamente para mostrar su potencial de curación y otros usos, lo que puede explicar las representaciones abstractas de las plantas retratadas en la sección de hierbas del manuscrito. También explica la inclusión de ilustraciones astrológicas, ya que la astrología fue muy importante en el uso de hierbas como tratamientos.

A pesar de este hecho, no se puede negar el creciente apoyo a la fraudulencia del libro. Gordon Rugg, un psicólogo inglés que trabaja en la Universidad de Keele cerca de Manchester, Inglaterra, creía que desacreditaba la autenticidad del libro utilizando un método de análisis que desarrolló y denominó "método de verificación". Este método funciona de acuerdo con la verdad de que muchos dilemas científicos han sido resueltos, por así decirlo, por personas que no eran expertas en el campo en cuestión. Rugg, de hecho, dedicó su carrera a estudiar cómo funcionaban los especialistas en sus respectivos campos para poder ofrecerles soluciones para la resolución de problemas, o llenar los vacíos que superaron sus conocimientos. Rugg sostiene que el autor del manuscrito dejó pistas sobre su método, principalmente los espacios en blanco y las páginas faltantes, para no tener que corregir errores. Después de todo, ¿quién se daría cuenta si el documento era indescifrable? En todo caso, lo haría, y lo hizo, solo se sumaría a la mística del guión.

Pero, ¿por qué crear tal fraude? El dinero lo haría, naturalmente, al igual que el prestigio. La intriga en torno al libro aumenta el valor, al igual que la forma en que el escándalo aumenta el valor de ... bueno, cualquiera, y con el tiempo se ha gastado una cantidad significativa de dinero en este libro. De hecho, el emperador romano Rodolfo II (1152-1612), que creía que el libro era obra de Roger Bacon, gastó en él el equivalente a unos $ 30.000,00. Sin embargo, ¿quién podría haberlo hecho? ¿Podría un experto en libros como Voynich haber creado un fraude tan elaborado? Algunos escépticos creen que este podría ser el caso. Si bien las pruebas han confirmado que los materiales utilizados para crear el libro fueron los que se utilizan comúnmente en los 15 th siglo, y sin oligoelementos del 19 th o 20 th siglo, parte de uno de los argumentos a favor de la autenticidad del documento, esos materiales son adquiribles incluso hoy. Esto hace posible la falsificación de un libro "importante" cuando lo ejecuta la persona adecuada.

Muchos defensores del engaño también señalan al estafador Edward Kelley (1555-1597), que era un conocido falsificador. Se abrió camino en la casa de John Dee como un médium para los ángeles. Dee era el astrólogo oficial de la reina Isabel I y Kelley se convirtió en su escrutador. Kelley también era un alquimista que afirmaba poder hacer oro a partir del cobre. Por supuesto, esta era otra de sus raquetas. Ahora conectemos los puntos. El emperador Rodolfo II también fue una de las víctimas de Kelley, después de haber comprado muchas de sus obras fraudulentas. De hecho, John Dee poseía una colección de obras de Roger Bacon. Dee puede, de hecho, haber vendido el manuscrito al emperador, un manuscrito posiblemente creado por Kelley.

Si la datación por radiocarbono es cierta, ninguno de estos escenarios es plausible, lo que vuelve a poner a los investigadores en el punto de partida. De hecho, parece que la única consistencia con respecto al manuscrito de Voynich es la inconsistencia que presume. Historia o engaño? Por ahora, nadie puede decirlo.

Por E.C. Rammel

Enlaces

Manuscrito Voynich

Libros relacionados

Videos


Manuscrito Voynich: El libro antiguo que nadie puede leer

El manuscrito Voynich ha sido calificado como el "manuscrito más misterioso del mundo". Se considera un códice manuscrito, cuya naturaleza, idioma, fecha y origen ha permanecido durante mucho tiempo como un misterio. A lo largo de los años, el manuscrito de Voynich ha causado mucha controversia y debate, y algunos argumentan que el texto medieval antiguo contiene un mensaje codificado escrito por un autor desconocido. Muchos criptógrafos expertos han estudiado el documento y han intentado descifrar el supuesto código que contiene. Sin embargo, hasta ahora, ninguno de ellos ha podido descifrarlo.

Debido al enigma que rodea al manuscrito Voynich, muchas preguntas quedan en el aire. ¿El manuscrito de Voynich contiene realmente un mensaje secreto? Si es así, ¿este mensaje codificado es un idioma desconocido que no podemos descifrar? ¿O es el libro un completo engaño?


Extraterrestres, engañadores o una cultura perdida: ¿quién escribió el manuscrito Voynich?

Es uno de los libros más raros y misteriosos que existen, y ahora los curadores del legendario manuscrito Voynich están permitiendo que se hagan copias por primera vez con la esperanza de descifrar sus secretos.

Pero si le gustan las posibilidades de decodificar este tomo de 400 años, tenga en cuenta que hasta ahora nadie ha podido leer una sola palabra, ni siquiera los criptógrafos de la Segunda Guerra Mundial que destrozaron los cifrados más difíciles de los nazis. .

El manuscrito salió a la luz en 1912 y lleva el nombre del librero polaco Wilfrid Voynich, quien lo compró entre un montón de libros del Collegio Romano en Italia en una limpieza de recaudación de fondos. Entre sus 240 páginas hay ilustraciones de plantas y estrellas en el cielo nocturno, así como un texto escrito a mano que, si está en un idioma genuino, no es uno del que queda ningún otro registro en el mundo entero.

El libro se encuentra actualmente bajo llave en la Universidad de Yale en los EE. UU., Pero Raymond Clemens, curador de la Biblioteca de Manuscritos y Libros Raros de Beinecke, dice que se llegó a un acuerdo con la pequeña editorial española Siloe para producir 898 copias facsímiles. Y Siloe, a quien le gustan los números palindrómicos, no está desperdiciando hipérboles (o costos de traducción) en publicitar el trato.

Según el sitio web de la editorial especializada en facsímiles, “el manuscrito Voynich es el único vestigio medieval que se ha descifrado en el planeta. ¿Qué tiene realmente este códice significado, si lo hay? ¿En qué idioma, sistema de escritura o código criptográfico se escribe? ¿Qué llevó a su misterioso autor a escribir un tratado aparentemente destinado a no ser leído por nadie?

¿Qué, de hecho? Naturalmente, abundan las teorías de la conspiración sobre el manuscrito, desde aquellos que afirman que todo es un engaño que se remonta a su descubrimiento en 1912, hasta otros que sugieren que contiene la clave de la vida extraterrestre. Y Siloe intensifica el enigma con su especulación: “Podría ser la receta de una poción anticonceptiva o una fórmula alquímica secreta para obtener oro: la famosa piedra filosofal, o tal vez un testamento élfico. O podría, como han señalado otros, ocultar el secreto de la inmortalidad. ¿Estamos, tal vez, como también se ha sugerido, antes del día de un extraterrestre?

Por supuesto, que dirían eso, ¿no es así? Pero en un lenguaje sencillo, ¿cuáles son las mejores conjeturas sobre lo que hay en realidad en este misterioso documento?

Es solo un engaño

El manuscrito está escrito en vitela que ha sido datado con carbono a principios del siglo XV, y se dice que una vez pasó por las manos de Rodolfo II, emperador del Imperio Habsburgo en Praga y coleccionista de artefactos ocultos. Pero Simon Worrall de la BBC no estaba convencido cuando lo inspeccionó para Radio 4 hace dos años y escribió: "Creo que el manuscrito es una falsificación del propio Wilfrid Voynich. Uno de los tropos más comunes en la historia de la falsificación es el de un comerciante de libros raros que "descubre" manuscritos previamente desconocidos. Se sabe que Voynich tuvo este toque "mágico". También se dice que adquirió una gran cantidad de vitela y que utilizó sus conocimientos de química adquiridos en la Universidad de Moscú para reproducir tintas y pigmentos medievales ”.

Es un mensaje de extraterrestres

Google Voynich + extraterrestres y encontrarás cualquier cantidad de locura. Aquí hay una teoría extraída al azar de ancient-code.com: “Debido a que contiene un idioma que no se puede encontrar en ningún otro lugar del planeta, y dado que el manuscrito antiguo representa mapas estelares que son desconocidos para nosotros, el manuscrito Voynich podría haber ha sido creado por un ser que no es de la Tierra, que durante el 1400 se estrelló en la Tierra y creó el manuscrito que documenta la vida en la Tierra. Sabiendo que los humanos no poseían la tecnología necesaria para ayudar al visitante extraterrestre a regresar a su planeta, es posible que el visitante extraterrestre decidiera hacer una crónica de su vida restante en nuestro planeta dentro del manuscrito ".

Es una enciclopedia de la naturaleza

Stephen Bax, profesor de lenguas modernas y lingüística en la Open University, escribe en su sitio web, con una disculpa a los teóricos de la conspiración, que cree que "probablemente sea un intento de una enciclopedia o 'summa' con el objetivo de abarcar el conocimiento contemporáneo de plantas, astrología / astronomía y áreas relacionadas. Probablemente estaba destinado a una comunidad lingüística específica, para la que el guión fue especialmente diseñado ”.

Es un truco del siglo XVI

Hay algunas sugerencias de que el mencionado Rudolf II compró el libro por 600 ducados de oro al Dr. John Dee, un místico y astrólogo de la corte de Isabel I y su compañero, Edward Kelley. Kelley era un conocido estafador (fue quien le pasó mensajes al Dr. Dee supuestamente de los ángeles) y murió después de caer de una torre donde había sido encarcelado por Rudolf por no poder producir el oro que decía que podía crear a través de la alquimia. ¿Fue el Voynich simplemente otra estafa de Kelley? ¿Cuál es esa frase de nuevo sobre los tontos y su dinero?

Hablando de eso, sin duda tendrá sus propias ideas de lo que realmente es el Voynich y, gracias al trato alcanzado con Siloe, muy pronto podrá tener en sus manos una copia facsímil para formular su propia hipótesis. Y serán solo £ 6,000, por favor ...


Una decisión tardía de los gobernantes italianos de componer el Manuscrito Voynich (y elegir lo que realmente está codificado en él) sería genial.

Siempre me he preguntado si ese manuscrito es en realidad un montón de galimatías artísticas sin otro significado que & quot; se ve ordenado & quot; y el autor simplemente se estaba metiendo con todo el mundo. Sería un trolleo bastante legendario.

simplemente escribió & quotcock n balls & quot una y otra vez.

He oído que sugiere que es un manual de salud para mujeres. Sin embargo, todavía no está claro por qué está codificado, si ese es el caso. ¿Quizás fue inusualmente franco en algunos temas y pretendía desconcertar a los aspirantes a censores que no conocían el código?

Estoy bastante seguro de que la mayoría / todos los estudiosos de idiomas están de acuerdo en que el lenguaje es demasiado complejo y auténtico, y eso parece ser muy creíble.

Esta podría ser una buena adición si recuperan artefactos de CK2. Podrían hacerlo para que usted pueda hacer uno que signifique algo, y necesita aprender a entenderlo, o uno que simplemente complete un galimatías, y usted necesita aprender a no analizarlo demasiado.

Están trayendo artefactos con la corte real.

Los artefactos están regresando, pero el manuscrito voynich & # x27s pergamino se hizo justo antes del final del juego & # x27s, y su texto puede haber sido escrito significativamente más tarde. Sería más apropiado si agregaran artefactos a Europa Universalis. Lo cual no parece probable dada la escala.

Apuesto a 13 siclos que el manuscrito voynich contiene la receta del acero de Damasco, el fuego griego y ese vidrio gomoso.

Apuesto a que contiene la receta del desinfectante de manos que mata el 100% de todos los gérmenes, la receta de la pasta de dientes aprobada por 10/10 dentistas y la letra de la precuela de Despacito.

Me resulta muy confuso cómo podemos descifrar el código enigma, pero no podemos descifrar lenguajes antiguos que no pueden ser terriblemente complejos. Supongo que el hecho de que el idioma nunca sea utilizado por nadie vivo hoy en día no ayuda.

De hecho, podemos descifrar lenguajes antiguos bastante bien. Sin embargo, el manuscrito tiene toneladas de rarezas que lo hacen difícil de descifrar, como una estructura de palabras extraña y palabras / letras repetidas. Es un fragmento de texto que no solo podría estar escrito en un idioma que nadie había visto antes, sino que podría estar encriptado de alguna manera que no conocemos. Estos dos factores combinados hacen que sea bastante difícil extraer patrones y, por lo tanto, significado, del texto.


El enigma del manuscrito Voynich & # 8211 Mystery Files

Allá por 1912, Wilfred M. Voynich, un exitoso comerciante de libros y manuscritos de ascendencia polaco-lituano-estadounidense, después de algunas negociaciones, había logrado adquirir una cantidad invaluable manuscritos medievales y documentos de una de sus fuentes europeas en la Villa Mondragone en Italia.

La mayoría de las compras eran tarifas bastante estándar para aquellos que comercian con libros y documentos antiguos, pero mientras revisaba los manuscritos, el manuscrito de Voynich notó un libro en particular que era muy inusual y # 8211 muy inusual de hecho.

El libro que llamó su atención era un código compuesto por 234 páginas de vitela finaLa vitela no es un tipo de papel, en realidad es piel de animal, estirada y tratada para aceptar la escritura y la ilustración.).

El libro fue un trabajo extraordinario. Escrito a mano y profusamente ilustrado con dibujos de colores que representan, entre otras cosas.

  • Cartas extrañas que parecen ser vistas astronómicas a través de un telescopio y células vistas a través de un microscopio.
  • Diminutas damas desnudas en bañeras conectadas por partes que parecen más anatómicas que hidráulicas.
  • Flores y plantas no identificadas
  • Lo que parecen ser ilustraciones de recetas medicinales.

los manuscrito se suponía que era una especie de trabajo mágico o científico de la Edad Media. Desafortunadamente, nadie lo sabía con certeza porque nadie podía leerlo & # 8211 Todo el libro había sido escrito en código. Se hizo conocido como El manuscrito Voynich.

Comienza el enigma

También había una carta adjunta al manuscrito, escrita en latín y fechada en 1666. Era de un tal Johannes Marcus Marci de Kronland, (quien una vez fue rector de la Universidad Charles de Praga), al erudito jesuita Athanasius Kircher en Roma. la carta ofrecía el manuscrito para su traducción y decía que se creía que el autor era Roger Bacon (1214-1294).

Además, declaró que el emperador Rodolfo II de Bohemia había poseído una vez el manuscrito por el que había pagado seiscientos ducados de oro.

Voynich inició una campaña para descifrar los manuscritos, y el texto se hizo bastante famoso en la década de 1920 cuando William Romaine Newbold proclamó que él tenía la clave del desciframiento.

Esto, dijo, probaría que el texto fue escrito por Roger Bacon, además, también probaría que Roger Bacon no solo había soñado con microscopios & # 8211, ¡sino que en realidad había construido uno!

Desafortunadamente, Newbold & # 8217s solución criptológica fue refutado en 1931 por John M. Manly. Continuaron los intentos de sacar los secretos del manuscrito Voynich.

Durante las décadas de 1940 y 1960, William F. Friedman, un eminente criptoanalista con la ayuda de grupos de expertos, hizo muchos intentos valientes para descifrar el libro, pero todo fue en vano: el libro aún guardaba sus secretos.

El enigmático encanto del manuscrito Voynich continúa hasta el día de hoy.

Ha sido estudiado por muchos criptógrafos tanto profesionales como aficionados, incluidos descifradores de códigos británicos y estadounidenses de la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Aún así, sigue desafiando todos los intentos de desciframiento y se ha convertido en una causa célèbre en el campo de la criptología histórica. No existe ningún otro ejemplo en el idioma en el que el manuscrito Voynich está escrito.

El texto no parece tener ninguna corrección. Aunque es una escritura alfabética, el alfabeto utilizado parece variar entre diecinueve y veintiocho letras, y ninguna de ellas guarda relación alguna con ningún sistema de letras inglés o europeo.

Según los investigadores Currier y D & # 8217Imperi, podría haber evidencia de que dos idiomas han sido utilizados, y más de un escriba, lo que casi con certeza producirá una codigo ambiguo.

No está claro hasta el día de hoy si el manuscrito Voynich realmente contiene algún texto significativo, aunque se ha establecido que no es una falsificación.

Investigadores en la Universidad de Arizona realizó una datación con carbono14 en el manuscrito & # 8217s vitela en 2009, lo que demuestra que la vitela se hizo entre 1404 y 1438 y el Instituto de Investigación McCrone en Chicago encontró que la mayor parte de la tinta en el documento se agregó poco después de esta fecha, lo que confirma que la El manuscrito Voynich sí lo es.

En 1961, H. P. Kraus, un anticuario de libros de Nueva York, compró el libro por la suma de $ 24,500. Kraus luego revaloró el tomo en $ 160,000. Desafortunadamente, no pudo encontrar un comprador para el manuscrito Voynich y lo donó a la Universidad de Yale.

Ahora es propiedad de la Biblioteca de Manuscritos y Libros Raros Beinecke de la Universidad de Yale, y se conoce formalmente como & # 8220Beinecke MS 408 & # 8221; sin embargo, sigue siendo más conocido como el Manuscrito Voynich. (Chequea aquí).

El misterio del manuscrito Voynich se ha apoderado de la imaginación popular, generando una profusión de teorías fantasiosas (e incluso alguna que otra novela o dos). y permanece un enigma no descifrado hasta el día de hoy.


Revisión de & # 8220The Voynich Project & # 8221 & # 8230

Como británico, hay una clase muy particular de secuela hecha en Estados Unidos que llena de desesperación mi alma de ver películas. En aviones y domingos lentos, sin duda ha capturado algunos ejemplares usted mismo: & # 8220Garfield 2 & # 8221, & # 8220Agent Cody Banks 2: Destino Londres & # 8221, & # 8220National Lampoon & # 8217s European Vacation & # 8221 mente, pero estos forman sólo la punta de un iceberg de color particularmente amarillo.

La plantilla es horriblemente simple: habiendo logrado un éxito moderado con una primera película complaciendo a un mercado interno peculiarmente parroquial, los productores con sede en los EE. UU. Buscan un lugar vageuely & # 8216exotic & # 8217 (pero aún habla inglés) en el que establecer el seguimiento. Casi inevitablemente, el querido y viejo Lahn-don Town recibe el visto bueno: y así suele comenzar el agotador circo como director de encontrar talentos de actuación estadounidenses que puedan producir acentos regionales de comedia del Reino Unido tan mal como los guionistas estadounidenses pueden escribirlos.

Hasta ahora, tan insular: pero lo que atrapa a mi cabra no es el hecho de que se haya elegido Londres (en realidad, es un lugar complejo, interesante e intensamente comprometido con mil millones de historias propias), sino que lo que se hace realidad en el celuloide es una especie de extraña versión de cuento de hadas, completa con nieblas de guisantes, taxistas que silban Cocker-ney (¿Qué, polaco y cockney?), intrigantes idiotas de la clase alta (inevitablemente con grandes propiedades en el campo) y plebeyos de la sal de la tierra (sin dos monedas de bronce para frotar). Lamento decirlo, chicos, pero en estos días Londres es más Dick Cheney que Dick Van Dyke.

De todos modos, tengo que decir que esos productores de cine estadounidenses tan difamados podrían casi Realice todo este truco y, de hecho, produzca una obra maestra a partir de esta empalagosa amalgama de clichés poco prometedores. Pero en esta etapa, su presupuesto ya ha desaparecido con demasiada frecuencia en los bolsillos cavernosos de los personajes principales de la comedia tan divertidos: y así se desvanece dolorosamente en el aire cualquier idea de contratar a un escritor de verdadero genio, el tipo que usted & # 8217d necesita dar vida a un proyecto tan muerto antes de que naciera.

Rollins construye su historia en torno a una polaridad inquietantemente familiar para los fanáticos de Indiana Jones, al unir a un héroe con mandíbula de linterna y una arqueóloga luchadora contra nazis desfigurados e indestructibles que empuñan armas futuristas. En esta mezcla (ya algo hueca) agrega un grupo de niños Índigo (cada uno con su propio superpoder), casi todas las fuerzas militares secretas de habla inglesa en el mundo, mapas antiguos, Carl Jung & # 8217s Red Diary, y el Vaticano, etc etc. Ah, y hay & # 8217 un indio americano modelado conscientemente en Chewbacca. Seguro, no es Shakespeare, pero ¿es Dan Brown?

Mire & # 8211 I & # 8217m un fanático del tipo de escritura evocadora y tranquila que necesitaría para convertir un montón de elementos de olla en una auténtica pieza de diversión. Sin embargo, desde mi propio punto de vista europeo, ese tren nunca llega realmente. puede llenarse a través de una especie de exuberancia de cachorro macho. Lo siento, JK: aunque teóricamente es un & # 8220Euro-thriller & # 8221, su alcance y escritura son demasiado estadounidenses para convencerme.

Pero también está todo el lado del manuscrito Voynich del libro.

Rollins claramente se ha tomado el tiempo para leer sobre las VM y participar con sus extrañas imágenes, por lo que lo aplaudo (Incluso recibo una breve mención en las notas al final, lo cual es agradable, aunque injustificado.). Desafortunadamente, una cosa se las arregla para estropear toda la fiesta.

Brevemente, lo que sucede es: el héroe va al Museo / Biblioteca Británico para encontrarse con un hombre que estudia el lado alquímico del Manuscrito Voynich porque el hombre ha desaparecido, el héroe se encuentra con su hermana (que también trabaja allí) van a un pub en el East End, el héroe se entera del misterioso tatuaje celta de la mujer en la espalda. por los nazis, su tatuaje resulta contener un mapa antiguo / clave de los secretos ocultos en el Manuscrito Voynich.

El problema es que esta historia central exactamente repite probablemente la novela Voynich más vendida (y posiblemente la mejor escrita) hasta el momento, Max McCoy & # 8217s (1995) & # 8220Indiana Jones and the Philosopher & # 8217s Stone & # 8221 & # 8211 ya sabes, el que recomiendo que todos los aspirantes a novelistas de Voynich lean primero. Si hubiera habido solo un puñado de similitudes, posiblemente podría haberlas pasado por alto en silencio & # 8211, pero esto es demasiado para mí.

Ningún revisor quiere estar en esta posición & # 8211 pero, sinceramente, ¿qué más puedo decir?


El manuscrito de Voynich: código indescifrable o gran engaño escrito, Or.

Paul Tobin e Ig Guar, Marvel Adventures: Black Widow y The Avengers, # 18. (Reproducido del blog Manuscript Road Trip de Lisa Fagin Davis, 17 de enero de 2015).

El manuscrito Voynich, un misterioso libro manuscrito ilustrado escrito en lo que durante mucho tiempo pareció ser un texto indescifrable, ha sido objeto de mucha investigación y especulación durante siglos. Sin embargo, su autor, escritura e idioma siguen siendo desconocidos, y durante siglos se creyó que el manuscrito podría haber sido intencionalmente sin sentido.

"Durante su existencia registrada, el manuscrito Voynich ha sido objeto de un intenso estudio por parte de muchos criptógrafos profesionales y aficionados, incluidos algunos de los mejores descifradores de códigos estadounidenses y británicos de la fama de la Segunda Guerra Mundial (todos los cuales no lograron descifrar ni una sola palabra). Esta serie de fracasos ha convertido el manuscrito Voynich en un famoso tema de criptología histórica, pero también ha dado peso a la teoría de que el libro es simplemente un elaborado engaño y mdash una secuencia sin sentido de símbolos arbitrarios "(artículo de Wikipedia sobre el manuscrito Voynich).

El libro lleva el nombre del librero polaco-estadounidense Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Desde 1969 se conserva en la Biblioteca de libros raros y manuscritos de Beinecke de la Universidad de Yale, después de haber sido donado por el libro raro estadounidense y distribuidor de manuscritos, HP Kraus.

El progreso en el desciframiento del manuscrito se realizó en el siglo XXI, y sigue siendo continuo y, a menudo, contradictorio. A continuación se mencionan algunos de los enfoques de investigación:

& diams En 2011, los científicos, utilizando la datación por carbono 14, pudieron fechar la vitela en la que se escribió el manuscrito entre 1404 y 1438. Esto retrasó su origen quizás 50 años. Sin embargo, el significado, si lo hay, de los cerca de 250.000 caracteres y de los numerosos diagramas del manuscrito sigue siendo desconocido.

En junio de 2013, Marcelo Montemurro, físico teórico de la Universidad de Manchester, Reino Unido, publicó un estudio que cree que muestra que era poco probable que el manuscrito fuera un engaño. Usando un método estadístico computarizado para analizar el texto, Montemurro y Zanette encontraron que seguía la estructura de "lenguajes reales":

En la edición no. 100 del American Botanical Council HerbalGram, publicado en 2013, Arthur O. Tucker y Rexford H. Talbert identificaron algunas de las plantas ilustradas en el manuscrito y sugirieron que el manuscrito posiblemente se originó en México:

Tucker & amp Talbot, "Un análisis preliminar de la botánica, zoología y mineralogía del manuscrito Voynich", herbalgram.org, Issue 100, 70-84 (reprodcuing numerous color illustrations, and with a bibliography of 74 citations.

In January 2014 Stephen Bax, an expert in applied linguistics from Bedfordshire University, reported that he had deciphered 10 words in the Voynich manuscript and was optimistic that using his methods more words would be deciphered:

In January 2014 Bax also produced a video on the issued involved:

In January 2015 palaeographer Judith Fagin Davis posted an exceptionally interesting and well-illustrated account of the Voynich Manuscript in her blog, Manuscript Road Trip: The World's Most Mysterious Manuscript. Highly recommended! In addition to all her references to the scholarly research on the manuscipt Davis summarizes the appearances of the manuscript in popular culture:


Mysterious Language or Secret Code

The text is written from left to right, totaling 246 pages and over 170,000 characters. Based on the illustrations, historians guess the book to be separated into six sections. Biological, cosmological, pharmaceutical, herbal, and recipes. Some suggest the manuscript is a medieval women’s health manual copied from other older works.

Other theories say the text was health and wellness advice placed in code to hide its contents from 13th-century church authorities, who may have discouraged putting faith in scientific health research over religious faith.

The Voynich Manuscript with it’s indecipherable text and mysterious illustrations.

Experts describe the text as an elegant, looping script written in short paragraphs with detailed illustrations. The renderings include astronomical symbols, plants, and human figures, some bathing in green liquid.

Adding to the intrigue, the first confirmed owner of the manuscript was Georg Baresch, a 17th Century alchemist from Prague. The unknown script passed through a handful of owners and then was unaccounted for over the next 200 years. Various owners are said to be Rudolf II, the Holy Roman Emperor, and the King of Bohemia.

In 1912, Wilfrid Voynich purchased the manuscript, along with thirty others, from the Collegio Romano when it became short on money. Wilfrid spent the next several years trying to trace the origins of the text. After Wilfrid’s death and the death of his widow, Ethel Voynich, the manuscript was left to her friend Anne Nill, where she sold it in 1961.

Hans P. Kraus purchased the mysterious manuscript with aspirations of re-selling it for significant financial gains. When he was unable to find a buyer, Kraus donated the text to Yale University in 1969. To this day, it remains cataloged as the “MS 408” in the Beinecke Rare Book & Manuscript Library in New Haven, Connecticut.


The Voynich Manuscript – Could You Solve This 600 Year Old Secret Code

Want to talk about a really weird book? Well, do we have a book for you! The Voynich Manuscript is the definition of an enigma. Named after the book salesman who found it, the Voynich Manuscript is an almost unbelievable document full of odd doodles and writings in some unknown language. This strange book very well could be a secret code that reveals unknown truths about our universe. The whole thing is available to read here.

Other scholars think it may be a medical journal from a previously unknown civilization. Another theory points to aliens as the original authors. Of course, it aliens, it’s always aliens. Skeptics have also spoken up to ruin everyone’s fun, calling the manuscript an elaborate hoax. No matter what the truth may be, this book is quite possibly the most interesting book written by humans in the last thousand years. Unless you think aliens wrote it. In that case, it is quite possibly the most interesting book written by aliens in the last thousand years.

By Unknown author – Beinecke Rare Book & Manuscript Library, Yale University ([1])., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7981827

Secret Code or Weird Dude’s Journal

Before, we tell the story of the Voynich Manuscript we need to understand this book a little better. The book itself is made up of about 240 vellum pages. It’s a couple of inches thick and about the size of any novel today. The content of the Voynich Manuscript was penned with a traditional pen and ink and some drawings were colored with paint. The leather-bound book garnered much attention from the code-breaking community when people theorized it must contain some sort of secret code. What’s crazy, this book has been in circulation for hundreds of years and has been studied by some of the most intelligent minds in recent history. Yet, no one has been able to translate it or explain its purpose.

It’s Time For Some Theories

Now, for the reason you’re here: the theories, conspiracy theories. The Voynich Manuscript has been around for a while, so there’s a wide array of ideas on its origins. Let’s take a look at a few of them.

Ok, let’s get the boring one out of the way first. Obviously, some think that the book salesman faked the whole thing as some sort of elaborate hoax. Blah, Blah, Blah I’M BORED!

Now that we got that out of the way let’s look at some more interesting theories. There is a pretty solid historical record that points to Rudolph II, the Holy Roman Emperor in the late 16th century, as a one-time owner of the book. Rudolph appears to have purchased it from John Dee, a mathematician among other things. This lead Voynich down a rabbit trail of ownership to two possible authors: Roger Bacon or Albertus Magnus. Bacon was a scholar in the 13th century. Albertus Magnus was a friar active around the same time as a Bacon. Both authors have writings that are similar in form and handwriting that coincide with the Voynich Manuscript. Likewise, their areas of interest seem to overlap that of the mystery book. However, without solving the secret code within, it is near impossible to know the actual subject matter of the book.

This chain also has prompted a separate theory of authorship to a colleague of John Dee: Edward Kelley. The self-declared Spirit Medium weaseled his way into Rudolph II’s courts by claiming he could turn anything into gold. When asked to prove it he retreated into an empty room, locked the door, and emerged with a small gold fragment. Somehow the emperor didn’t see through this and brought Edward Kelley into his inner courts. However, the immense length and cost of materials of the Voynich Manuscript suggest that it must have been written by someone who had significant funding and time. Although Kelley had a seat with the royalty of the day, many scholars doubt he had enough access to either time or money.

Secret Codes Need Secret Authors

Now it’s time for some of the theories that have little evidence, but lots of hype. You know the kind of theories that sell. 14th-century engineer, Giovanni Fontana, had written many other documents that bore similar illustrations. He was even known to formulate codes to use in his works to avoid having his inventions stolen. All evidence pointing to Fontana, however, is entirely based on the similarities between his artwork and that of the Voynich Manuscript. While that can be convincing it is not enough to say with certainty that he was the author.

Raphael Mnishovsky was a writer and lawyer during the time of Rudolph II. He widely claimed to have created a cryptograph, or secret code, that was undecipherable. One theory says that he had created the Voynich Manuscript to showcase his work. He even went so far as to sell it to the Holy Roman Emperor. Mnishovsky would not likely have access to the materials to write such a document. It’s also unlikely that he would go to such lengths to showcase his cipher. If he wanted to showcase his impressive code, he would most likely write a single-page document, not a 240-page book.

Of course, there are many other fantastical theories to the authorship of the Voynich Manuscript. One interesting theory is that it is an early journal of the famous Leonardo Da Vinci on the basis of he was an artist and a genius. So yeah, literally no real proof here. Also, the drawings in the manuscript are far worse than anything Da Vinci would ever create even as a child.

It could have also been created by a long-extinct and long-forgotten civilization. The lack of discernable language prompts some researchers to believe it’s a secret code. Others have pointed to the potential that it is an actual language it’s just a language we know nothing about. There are also theories that it was written by you guessed it, aliens. Which is our favorite theory, as always.

Conclusión

Some call the Voynich Manuscript the most mysterious book ever written. Researchers have not been able to explain what the purpose of writing was. Many think it may be a cipher or sort of secret code. Others think it is an extinct language that we know nothing about. There is always the possibility that it is a complete hoax or just a child’s doodle book. In any sense, the book is very interesting and deserves your time. Watch or listen to this week’s episode to learn more about the theories of these authors, the attempts to solve the cipher, and what is inside the book itself.

For more info on the Voynich Manuscript we recommend the documentary The Voynich Code on Curiosity Stream. Get access to thousands of documentaries for only $12 a year with our special link: Sign up today!


Mysterious Voynich Manuscript Wasn't a Hoax, Study Suggests

The unreadable Voynich manuscript has eluded linguists and cryptographers since it was discovered by an antique book dealer in 1912.

Carbon-dated to the early 15th century, the book is written in an unknown language that has never been found anywhere else and it is full of equally puzzling drawings besides depictions of the Zodiac signs, none of the illustrations are immediately recognizable as symbols or objects from the real world (much to the excitement of ancient alien conspiracy theorists).

The text's nonsensical nature has led some to dismiss the Voynich manuscript as a Renaissance-era hoax. But researchers who revisited the book say the words in its folios are organized with the telltale characteristics of a real language.

Marcelo Montemurro, a physicist at the University of Manchester, and his colleague Damián Zanette didn't exactly crack the Voynich code in their recent study published in the journal PLOS One. They did however find that "Voynichese" statistically adheres to linguistic rules.

Mainly, Montemurro and Zanette say the manuscript follows Zipf's law, which holds that the most frequently occurring word in natural languages will appear about twice as much as the second most common word and three times as much as the third most common word and so on. Random symbolic sequences don't show the same pattern as strongly, the researchers say.

"While the mystery of origins and meaning of the text still remain to be solved, the accumulated evidence about organization at different levels, limits severely the scope of the hoax hypothesis and suggests the presence of a genuine linguistic structure," Montemurro and Zanette concluded.

Some academics brushed off the findings, saying they're still convinced the manuscript is simply a hoax, not a lost language or an undecipherable code.

"It's been accepted for decades that the statistical properties of Voynichese are similar, but not identical, to those of real languages," Gordon Rugg, a researcher from Keele University, told the BBC. "I don't think there's much chance that the Voynich manuscript is simply an unidentified language, because there are too many features in its text that are very different from anything found in any real language."

Rugg added that there are features that in the text that are inconsistent with most secret codes, such as the separation of words, which would in theory make it easier to crack.


Ver el vídeo: Resuelto el misterio del manuscrito Voynich? Nueva hipótesis